LOS MAYOS Y EL PROBLEMA DE LOS PALOMARES

  • Antonino González Blanco
  • Mª. P. Pascual Mayoral

Resumen

Se describe una curiosa complementariedad entre el uso constatable de «plantar el árbol de mayo» en la noche de las valpurgis (30 de abril al 1 de mayo) para quitarlo en último día del mes de.las flores y la localización geográfica de las cuevas con «columbarios» en La Rioja. En la medida de nuestro conocimiento, donde se plantaba el «mayo» no se dan los columbarios rupestres y en cambio donde hay «columbarios rupestres» no se plantaba el «mayo». Hay, además, otra coincidencia: Los «columbarios» se dan en la Rioja Baja, es decir en la mitad oriental de la región, que coincide con la tierra en la que se puede constatar la difusión del culto a San Bábilas, un santo oriental cuya veneración se extiende también por la baja Navarra. ¿Hay relación entre los tres motivos? ¿Puede aceptarse una difusión de un monacato de origen oriental que hubiera traído a estas tierras el uso de los «columbarios» y el culto a este santo oriental a la vez que hubiera hecho la labor misionera de eliminar el culto pagano que significaría el «arbol de mayo»?
Publicado
24-05-1999
Cómo citar
González Blanco, A., & Pascual Mayoral, M. P. (1999). LOS MAYOS Y EL PROBLEMA DE LOS PALOMARES. Antigüedad Y Cristianismo, (16), 225-238. Recuperado a partir de https://revistas.um.es/ayc/article/view/67291

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 3 4 5 > >>