Cuando en 1989 nos integramos en la misión arqueológica que el IPOA había organizado en Siria, bajo la dirección del Prof. G. DEL OLMO LETE, no podíamos prever lo que en aquellas tierras, alejadas, creíamos entonces, de los centros neurálgicos del mundo romano, habríamos de encontrar. La orientación de la investigación arqueológica era y sigue siendo, pues no puede ser de otro modo, el estudio de la tierra en las etapas de las grandes culturas de los milenios IV- 1 a. C. Con esa finalidad estábamos excavando y del buen hacer de tales trabajos son prueba las dos memorias de excavaciones ya publicadas sobre el Te11 Qara QikQ y las tres tesis doctorales ya leídas con base en tales trabajos.

Publicado: 20-01-1998

Artículos

Recensiones

Los forjadores de la Antiguedad Tardía