Cuando hace ya quince afios llegue a esta tierra de azarbes, nazarenos y naranjos en flor,
antes desconocida para mi, cupo a mi nave la fortuna de ser la primera en varar en los paisajes
de la Historia Antigua, que no en los de la veterania del "oikistes" que me siguió poco despues,
el Prof. Antonino Gonzalez Blanco, sapiente, exabrupto vivífico, docente entregado a sus
alumnos hasta el final.
In illo tempore, los vientos de nuestra amada Historia Antigua soplaban tutelados por una
femina, una mulier fortis, que reivindicaba el tim6n ante su titulus de Catedratica de Arqueologia, Epigrafia y Numismatica. No obstante, y a pesar de sus ictus prusianos, sigue viva en nuestro reconocimiento por el interes academico que siempre puso en aglutinar las diversas materias que componen las ciencias de la antigiiedad. Esto me satisfizo, pero no me impactó.

Publicado: 20-01-1995

Artículos

Recensiones

  • Mª Paz García-Gelabert,Carlos García Bueno,José Antonio Molina Gómez
    601-609