Lo que Prudencio deja ver en sus obras sobre la cultura material es poco importante, pero
eso no pasará. Son habas contadas en el lenguaje que Prudencio nos transmitió. La interpretación
de tales textos y las conexiones que puedan tener y las valoraciones que se puedan hacer
necesitarán de la bibliografía como material sin el que la empresa no será posible.
He aprendido mucho de Prudencio. Pero la escuela sigue abierta. El complejo material
que sus obras nos ponen ante los ojos, así como la secuencia de las refl exiones que sobre el
mismo se ha hecho así como el devenir de tales pensamientos son el campo de trabajo que
queda abierto a todos y que a todos nos puede hacer pensar profundamente y no sólo sobre
Prudencio sino sobre toda la historia de la Humanidad.

Publicado: 10-01-2020