Enfoque y alcance

La finalidad de Daimon Revista Internacional de Filosofía, es abrir un espacio para la publicación de trabajos de investigación en las diversas disciplinas del saber denominado filosofía.

Daimon Revista Internacional de Filosofía, es, desde 2001, una publicación cuatrimestral. Algunos de los números de cada año son monográficos y otros no lo son. Los monográficos son anunciados con la debida antelación (un año antes de su publicación, como mínimo), mediante la correspondiente llamada para aportaciones (call for papers), en la que se indica el tema y la persona responsable de coordinar el número. Si una llamada para monográfico no recibe originales suficientes para completar un número completo (actualmente tenemos fijado un límite de páginas en torno a doscientas por número), se completará con una sección de artículos variados.

Se pueden enviar originales en cualquiera de los idiomas europeos más habituales. Se admiten Artículos, Notas Críticas y Reseñas de libros recientes.

Los trabajos enviados han de ser investigaciones originales: trabajos que aborden, desde una perspectiva filosófica, las múltiples dimensiones o esferas de la existencia humana. Daimon es, pues, una revista que se dirige especialmente a investigadores, pero también a todo el que se interesa por el pensamiento filosófico en sentido amplio, desde la frontera de la ciencia hasta la de la literatura. En las páginas de Daimon, el especialista puede encontrar nuevos enfoques de un determinado problema o autor; el investigador, un espacio en el que publicar, contrastar o confirmar sus trabajos; y el lector aficionado, artículos, traducciones, revisiones críticas y reseñas de libros que pueden alimentar su curiosidad y ampliar su formación.

 

Daimon combina, en fin, el rigor académico con la originalidad de las investigaciones, sin olvidar la apertura y pluralidad necesarias en una publicación filosófica que quiere interesar también al lector ilustrado en general. En cualquier caso, por su contrastada calidad ha sido seleccionada, en 2008, como referente nacional por la Sociedad Académica de Filosofía (S.A.F.), única sociedad filosófica española reconocida por la International Federation of Philosophical Societies. Tal selección se ha expresado, finalmente, en un acuerdo de colaboración entre la S.A.F., Daímon y el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia.

Daimon está indexada en las siguientes bases de datos de revistas científicas:

  • European Reference Index for the Humanities (ERIH): ERIH PLUS Philosophy (2016).
  • ISOC - Filosofía. CINDOC (España).
  • Dialnet (España).
  • Francis, Philosophie. INIST-CNRS (France).
  • Philosopher´s Index (Bowling Green, OH, USA).
  • Repertoire Bibliographique de Philosophie (Louvain, Belgique).
  • Ulrich´s Internacional Periodicals Directory (New York, USA).
  • Emerging Sources Citation Index (Clarivate Analytics)
  • Scopus (Editora Elsevier, Ámsterdam, Holanda).

Daimon obtuvo en 2014 el sello de calidad de la FECYT (Fundación española para la ciencia y la tecnología) como revista científica EXCELENTE y lo ha renovado en 2019.

Proceso de evaluación por pares

Los originales enviados para las secciones de Artículos y Notas Críticas serán objeto de al menos dos informes, anónimos y externos, por parte de expertos en la materia. Los originales enviados para la sección de Reseñas serán evaluados por los Editores de la revista.

A la vista de los informes anónimos y externos, cada Editor Asociado (Editor de la sección a la que fue enviado el original) decidirá sobre su aceptación para publicación; tal decisión será comunicada a los autores. Si una sola de las dos revisiones es negativa, el original será rechazado. Se aceptarán para su publicación únicamente los originales que alcancen (tras el debido proceso) dos calificaciones de “excelente”.

Los/as autores/as necesitan registrarse en la revista para poder hacer envíos, o si ya están registrados pueden simplemente identificarse y comenzar con el proceso de 5 pasos.

Política de acceso abierto

Esta revista proporciona sus contenidos en acceso abierto inmediato y a texto completo, bajo el principio de que permitir el acceso libre a los resultados de la investigación repercute en un mayor intercambio del conocimiento a nivel global.

Daimon - Revista Internaciónal de Filosofía es una revista de acceso abierto, que significa que todo el contenido está disponible gratuitamente, sin cargo alguno para el usuario o su institución. Los usuarios pueden leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos de esta revista sin pedir permiso previo del editor o del autor. Esto está de acuerdo con la definición BOAI de acceso abierto.
Consulte los Derechos de copyright para más información.

Historial de la revista

Daimon. Revista Internacional de Filosofía, fundada en 1989, es una publicación cuatrimestral del Departamento de Filosofía de la Universidad de Murcia (España). Desde entonces, Daimon ha abierto un espacio filosófico de reflexión, análisis y crítica de problemas referidos principalmente al ser humano.

La gestión de la revista ha estado en manos, desde 1992 a 2010, del profesor Eduardo Bello Reguera, catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia. Su entusiasmo y dedicación a lo largo de esos años ha sido la clave del impulso que ha cobrado esta publicación filosófica. Tras su fallecimiento, el 12 de octubre de 2010, se procedió a renovar el equipo editorial y a iniciar una nueva etapa de la revista, especialmente en cuanto a la gestión electrónica del proceso editorial completo.

Daimon tiene como objetivo la publicación de investigaciones originales: publica por lo tanto trabajos que abordan, desde una perspectiva filosófica, las múltiples dimensiones o esferas de la existencia humana. Daimon es, pues, una revista que se dirige a investigadores, pero también a todo el que se interesa por el pensamiento filosófico en sentido amplio, desde la frontera de la ciencia hasta la de la literatura. En las páginas de Daimon, el especialista puede encontrar nuevos enfoques de un determinado problema o autor; el investigador, un espacio en el que publicar, contrastar o confirmar sus trabajos; y el lector aficionado, artículos, traducciones, revisiones críticas y reseñas de libros que pueden alimentar su curiosidad y ampliar su formación.

Daimon combina, en fin, el rigor académico con la originalidad de las investigaciones, sin olvidar la apertura y pluralidad necesarias en una publicación filosófica que quiere interesar también al lector ilustrado en general. En cualquier caso, por su contrastada calidad ha sido seleccionada, en 2008, como referente nacional por la Sociedad Académica de Filosofía (S.A.F.), única sociedad filosófica española reconocida por la International Federation of Philosophical Societies. Tal selección se ha expresado, finalmente, en un acuerdo de colaboración entre la S.A.F., Daimon y el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia.

Código ético para evaluadores (2019)

Este Código[1] propone algunas pautas que prescriben las buenas prácticas de los evaluadores implicados en la revista, con el fin de asegurar una investigación de calidad y el mantenimiento de la buena reputación de la misma.

El proceso de evaluación en una revista de investigación es la actividad que media entre lo que se quiere transmitir a la comunidad científica y lo que en realidad recibe dicha comunidad. Se trata de una actividad profesional que proporciona validez a las investigaciones que se publican. Como proceso intersubjetivo debe estar orientado por unas pautas éticas que garanticen unos procedimientos académicos adecuados y que homogeneicen los criterios para la aceptación o rechazo de manuscritos.

  1. Derecho de rechazo
  • El evaluador debe rechazar la evaluación de un manuscrito si se percata de que no posee la cualificación idónea para juzgar sobre la validez de la investigación remitida. En este caso, debe informar inmediatamente al editor para que la tarea pueda ser asignada a otra persona.
  1. Confidencialidad del proceso de revisión por pares a ciegas
    • Los evaluadores no deben hacerse cargo de los manuscritos en los que aparezca alguna referencia a la identidad del autor: en tales casos deben informar inmediatamente al editor para que el texto sea reformado, eliminando cualquier referencia a la autoría, y enviado a otro evaluador. Asimismo, los evaluadores tienen la responsabilidad de eliminar cualquier referencia en sus informes de evaluación que los identifiquen o pueda dar pistas al autor sobre la identidad del evaluador.
    • Los evaluadores no deben discutir ni comentar ningún manuscrito aún no publicado con ninguna persona que no sea editor de la revista. Una vez publicado el trabajo, si los evaluadores desean utilizar y reproducir información del mismo, deben hacerlo conforme a las buenas prácticas científicas habituales, citando debidamente la fuente.
    • Si los evaluadores sospecharan de malas prácticas en el proceso de investigación por parte de algún autor, deben comunicarlo de inmediato a los editores de la revista de una forma confidencial.
  2. Conflicto de intereses
    • Los evaluadores deberán rechazar hacerse cargo de la evaluación de cualquier manuscrito que presente un conflicto de intereses potencial o real, en virtud del tema de investigación sobre el que versa el trabajo o de cualquier otro aspecto relevante. Los evaluadores que consideren que pueden tener un conflicto de intereses con respecto a un manuscrito, deben comunicarlo de inmediato al editor para que éste pudiera determinar el grado del conflicto y actuar en consecuencia.
  3. Precisión en las críticas
    • Los evaluadores deben ser conscientes de que toda evaluación implica un juicio de valor académico acerca del manuscrito evaluado. Por ello, se les pide que sean honestos, cuidadosos y corteses en su tarea, especialmente en la comunicación de sus críticas y problemáticas encontradas, tanto sobre el proceso de investigación como en torno a las conclusiones o resultados del mismo. Los evaluadores deben plantear sus juicios de una forma profesional y académicamente adecuada, aportando el máximo detalle y precisión sobre las correcciones formales y argumentando con suficiencia las correcciones de contenido. Los evaluadores no deben incurrir en comportamientos contradictorios en el proceso de evaluación, como por ejemplo, emitir informes de evaluación superficiales positivos y/o poco fundamentadas al autor y, al mismo tiempo, enviar críticas negativas al editor.
  4. Plazos de evaluación
    • Los evaluadores deberán llevar a cabo sus evaluaciones adecuadamente en el plazo establecido por la revista. Si un evaluador desea hacer la revisión encomendada, pero no puede cumplir con las fechas de entrega propuestas por el editor, debe informar de ello a dicho editor y proponer a éste una fecha posterior. Si el cambio de fecha no fuese posible, el evaluador deberá desistir de hacerla y el editor encargará la evaluación a otra persona. No debe incumplirse el plazo que la revista tenga anunciado como normal para emitir el dictamen de aceptación o rechazo que ha de recibir el autor, y menos aún debe ponerse en peligro el cumplimiento de los plazos de publicación con puntualidad de los números de la revista.

[1] El presente Código está inspirado en gran medida en el que tiene publicado la revista Recerca en 2019. Agradecemos a los editores de dicha revista por su generosidad a la hora de darnos permiso para utilizar su texto como base para formular el de Daimon. Se ha procurado mantener en todo el texto un lenguaje inclusivo: las expresiones en masculino genérico (los editores, el editor, etc.) deberán entenderse como una opción que permite una lectura menos farragosa, que en ningún caso pretende excluir a personas de género femenino.

 

Código ético para editores (2019)

 El presente Código[1] propone algunas pautas que describen el buen comportamiento de los editores implicados en la revista, con el fin de asegurar una investigación rigurosa y de calidad.

Los editores son los principales responsables del proceso de publicación en una revista de investigación como Daimon, ya que gozan de una posición central directamente relacionada con todos los integrantes y miembros de la revista. Los editores tienen la responsabilidad de asegurar unos estándares altos de calidad y unos compromisos éticos básicos en la investigación, para aportar el máximo beneficio a la comunidad científica en las disciplinas filosóficas.

Los editores deben considerarse a ellos mismos como miembros de la comunidad profesional editorial, manteniéndose siempre atentos a las políticas de desarrollo de la revista y asegurándose de que todos los miembros del comité de redacción estén informados y concienciados de las pautas éticas que conciernen a sus tareas.

Los editores son los encargados de informar a los autores y evaluadores en lo que concierne a la honestidad, responsabilidad e imparcialidad que han de presidir las tareas que les corresponden.

A continuación se especifican unas orientaciones básicas de comportamiento ético conforme a los principios, políticas y procedimientos que son particularmente importantes para asegurar la integridad moral de la revista Daimon.

  1. Responsabilidad
    • Los editores tienen la responsabilidad de todo el material que se publica en la revista y, por tanto, han de seguir las políticas y procedimientos que se precisan para asegurar la calidad y mantener la integridad de lo publicado.
    • El editor jefe de la revista tiene la última palabra sobre la publicación o rechazo de cada trabajo que es enviado a la misma. Este debe respetar a todas las personas que intervienen en el proceso de publicación (editores asociados, autores, evaluadores, personas encargadas de maquetación, lectores, etc.) y trabajar con ellos conjuntamente para asegurar la honestidad y la integridad de los contenidos de la misma. El editor jefe deberá proponer y desarrollar políticas y procedimientos enfocados a los buenos resultados académicos de la revista, incluyendo una fácil transición hacia el siguiente equipo editorial.
    • Los editores no harán un uso inapropiado de su posición para influir de manera artificiosa en la variación de la revista en un determinado ranquin. En este sentido, sería inapropiado exigir a los autores (tanto de manera directa como de manera indirecta a través de los evaluadores) que añadieran citas y referencias a trabajos publicados en la revista sin una justificación académica suficiente.
  2. Independencia
    • Los editores deberán ejercer su posición de una manera imparcial, confidencial, constructiva y sensible, evaluando los manuscritos únicamente por por la calidad académica, al margen de preferencias ideológicas o personales.
    • Los procedimientos internos de la revista deben separar sus actividades comerciales de los procesos editoriales de decisión, siendo los editores quienes tomen las decisiones atendiendo solo a criterios y méritos académicos. Además, los editores deberán mostrar un interés activo en las políticas de publicación, esforzándose por dar la máxima accesibilidad al material publicado. No obstante, los anuncios e información sobre la difusión y/o venta de la revista deben estar claramente identificados y distinguirse del material o contenido académico o de investigación.
    • La revista Daimon establece un proceso de revisión por pares a ciegas en los artículos que publica. En el caso de artículos que no sigan este procedimiento (como en el caso de introducciones, notas del editor, reconocimiento a un determinado autor, etc.) el proceso de evaluación que se haya seguido deberá de ser claramente establecido, para que los lectores lo identifiquen claramente, y referenciado en los agradecimientos.
  3. Confidencialidad
    • Los editores deben proteger la confidencialidad del material de los autores, y que recordar a los evaluadores que deben hacer lo mismo. Los editores no deberán remitir ni compartir manuscritos no publicados con otras revistas, a menos que obtengan el permiso expreso de los autores de dicho material. Tampoco deben proporcionar información sobre el estado de un manuscrito a nadie salvo a los autores o personas responsables del texto.
    • Los editores deben proteger la identidad de los evaluadores, ya que se trata de un sistema de revisión por pares a ciegas. No obstante, si los evaluadores desean revelar sus nombres, deberá concederse esta posibilidad.
    • Los autores tienen el derecho de proponer o desaconsejar a determinados especialistas en un área de investigación para que actúen como evaluadores de su manuscrito. Sin embargo, la decisión recae en los editores de la revista y estos no deben informar a los autores de qué personas han sido seleccionadas para la evaluación del manuscrito.
    • Los editores deben elegir a los evaluadores por su calidad y competencia profesional. En circunstancias que lo requieran, los editores pueden introducir ciertos cambios en el texto de un manuscrito antes de remitirlo al autor o al evaluador. Por ejemplo, podrá suprimir una frase que desvela la identidad de alguno de ellos.
    • Los editores deberán asegurarse, cuando se establezcan cambios en la autoría de un artículo por razones apropiadas, de que todos los autores (incluyendo aquellos cuyos nombres hayan sido eliminados de la firma) están de acuerdo en dichos cambios. Los editores no se hacen responsables de las disputas o desacuerdos en cuanto a la autoría de un manuscrito, por lo que serán los autores quienes deberán resolverlo a nivel institucional o judicial. No se publicará ningún trabajo sin el acuerdo total de los autores firmantes.
    • Los editores no deberán permitir la publicación en la revista de materiales que no hayan sido claramente identificados, o que se pretendan publicar sin la previa revisión (excepto aquellos comentados en el punto 2.4), con el fin de evitar la aparición de potenciales conflictos de intereses. Asimismo, los editores deben eximirse de considerar un manuscrito o artículo que presente un conflicto de intereses potencial o real, que derive de las relaciones competitivas, colaborativas, comerciales, laborales o personales con alguno de los autores.
  4. Honestidad
    • Una de las más importantes responsabilidades de los editores es mantener un nivel alto de calidad de la literatura académica. Por eso, los editores han de trabajar para asegurarse de que todos los artículos publicados realizan una nueva contribución sustancial al campo de investigación correspondiente (en el caso de Daimon, al de alguna rama de la filosofía). Deben así evitar la publicación de duplicados o artículos redundantes, asegurando honesta y sinceramente la publicación únicamente de contenidos de investigación y contribución al pensamiento del área que les ocupa.
    • Los editores deben argumentar con honestidad y cortesía académica la explicación editorial de rechazo al artículo o manuscrito. Deben hacerlo a través de un mensaje bien redactado, que integre los comentarios y críticas de los evaluadores y ofrezca sugerencias de mejora a los autores.
    • Los editores deben asegurar que se cumplen los plazos de evaluación de los manuscritos y que los comentarios de los evaluadores son enviados a tiempo para que los autores puedan realizar las modificaciones necesarias.
  5. Promover el debate académico
    • El comité de redacción deberá facilitar el debate y las respuestas de los lectores hacia lo publicado, así como comunicar a los autores los comentarios y críticas más relevantes. Sin embargo, los editores deben distinguir entre aquellas críticas que contribuyan positivamente a mejorar la investigación y aquellas que puedan llevar a una mala conducta investigadora o establezcan críticas poco fundamentadas y/o malintencionadas.
    • Debe publicarse una corrección tan pronto como sea posible en los casos en los que se detecten errores en un trabajo publicado. Los editores tienen la capacidad de rechazar un manuscrito si consideran que encierra una mala práctica en la investigación. La decisión sobre la invalidación de un trabajo ya publicado recaerá en última instancia en el editor jefe de la revista, con el asesoramiento del comité de redacción de la misma.

[1] El presente Código está inspirado en gran medida en el que tiene publicado la revista Recerca en 2019. Agradecemos a los editores de dicha revista por su generosidad a la hora de darnos permiso para utilizar su texto como base para formular el de Daimon. Se ha procurado mantener en todo el texto un lenguaje inclusivo: las expresiones en masculino genérico (los editores, el editor, etc.) deberá entenderse como una opción que permite una lectura menos farragosa, que en ningún caso pretende excluir a personas de género femenino.