Filosofía del «buen salvaje»: Florello de Loaisel de Tréogate

  • Antonio José de Vicente-Yagüe Jara

Resumen

En el siglo XVIII, «salvaje», lejos de ser un término de desprecio, es un elogio. La vida sencilla pero natural del hombre primitivo es más feliz que la vida artificial del hombre civilizado. El salvaje, en efecto, posee un bien supremo: la libertad. En contramos presente, en la obra de Loaisel de Tréogate (1752-1812), la filosofía de Rousseau sobre la felicidad, dominada por la naturaleza y la razón. Como Rousseau o Bernardin de Saint-Pierre,Loaisel afirma que la naturaleza es buena y que la sociedad degrada fácilmente las almas inocentes no prevenidas. La naturaleza representa un orden razonable. Apartarse de ella sólo puede llevar al desorden físico y moral.
Cómo citar
Vicente-Yagüe Jara, A. (1). Filosofía del «buen salvaje»: Florello de Loaisel de Tréogate. Estudios Románicos, 19, 255-280. Recuperado a partir de https://revistas.um.es/estudiosromanicos/article/view/116641
Sección
Miscelánea