El nuevo número de la Revista de Investigación sobre Flamenco "La Madrugá" recoge, como de costumbre, interesantísimos y variados trabajos. El Dr. Norberto Torres, en su pertinaz búsqueda de los antecedentes de la guitarra flamenca, analiza en esta ocasión diferentes fuentes musicales (obras de Aguado, Sor, Carulli y Carcassi) que permiten vislumbrar puntos de conexión entre la guitarra clásico-romántica y lo que ha dado en llamarse guitarra “pre-flamenca”. Óscar González, un jovencísimo y prometedor investigador, propone un novedoso  acercamiento a la minería contemporánea desde la perspectiva de la arqueología y sirviéndose como fuente del patrimonio musical de los cantes mineros. Por su parte, Manuel Avellaneda, rememora las primeras aproximaciones del saxofón al flamenco, quiénes fueron los intérpretes y qué técnicas y recursos pusieron en juego. Ana Mª Alcaraz y José F. Ortega realizan un breve análisis de la Misa Flamenca de José Torregrosa y Ricardo Fernández de Latorre, fruto del interés que el Concilio Vaticano II puso en la música popular y, probablemente, una de las más conocidas por la amplia repercusión que tuvo en su momento. La Dra. Raquel Cantero nos acerca al Festival Flamenco de las Minas de Aldea Moret (Cáceres), una localidad donde la actividad minera fue decisiva en su desarrollo económico y social.  Este año de 2013 se ha celebrado el centenario del nacimiento del cantaor y patriarca de los cantes mineros, Antonio Piñana Segado (Antonio Piñana, padre), motivo por el cual se le han rendido diferentes homenajes en su ciudad natal, Cartagena. Nuestra revista no ha querido ser ajena a este hecho y así, los tres últimos trabajos, que nos vienen de la mano de su nieto Curro Piñana, de Antonio Parra y de José F. Ortega,  están dedicados con todo el cariño a este gran referente del cante de las minas.
Publicado: 01-12-2013