El teatro de Griselda Gambaro en los 60: la identidad mutilada de sus víctimas

Autores/as

  • Yolanda Ortiz Padilla Universidad de Jaén
Palabras clave: Teatro argentino, Griselda Gambaro, violencia, tortura, víctima

Resumen

El teatro de Griselda Gambaro elabora un conflicto específico que funciona como eje principal de la acción: la relación que se establece entre víctima y victimario. El presente artículo se aproxima al personaje de la víctima en la producción dramática de Gambaro durante los años sesenta: Las paredes (1966), El desatino (1965), Los siameses (1967) y El campo (1968). Presentaremos, en primer lugar, los rasgos inherentes de dicho personaje-víctima que nos lo muestran sobre el escenario como un antihéroe, para explicar después el efecto que el programa de torturas del victimario –el despojamiento, la atribución de cualidades monstruosas y la imposición del fingimiento– tiene sobre su identidad. En tal análisis, atenderemos a los procedimientos teatrales de los que se sirve la autora para construir esta realidad literaria, como por ejemplo el «conflicto estático» o la «causalidad indirecta». Por último, plantearemos cómo el carácter paradigmático de estas piezas propone posibilidades interpretativas que no se limitan al tiempo y al espacio en el que fueron creadas. 

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

Yolanda Ortiz Padilla, Universidad de Jaén

Profesor externo del Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas, de la Universidad de Jaén.
Publicado
31-12-2016
Cómo citar
Ortiz Padilla, Y. (2016). El teatro de Griselda Gambaro en los 60: la identidad mutilada de sus víctimas. Cartaphilus. Revista de investigación y crítica estética, 14, 268–290. Recuperado a partir de https://revistas.um.es/cartaphilus/article/view/270951