CON QUEVEDO. EL TIEMPO HISTÓRICO

  • Eloy Benito Ruano

Resumen

¡Oh, el Tiempo, sustancia de la Historia! Y categoría física, soporte y coordenada, junto con el espacio, de su ser.

En su túnel, como en un cementerio atómico, está archivado, perpetuado, cada fotograma, el contenido de cada instante en que es susceptible de descomponerse todo suceso humano, trascendente o anodino.

Aunque, ¿existen sucesos anodinos?¿Existirá, a su vez, ese lugar geométrico, ese aleph en el que, al decir de Borges, «están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, vistos desde todos los ángulos»; en el que confluyen todos los actos que en el mundo han sido, «sin superposición y sin transparencia»?. Desde ese punto del espacio y del tiempo podría contemplarse la Historia entera, el Universo y su dinámica desde la creación hasta el presente, como una eterna simultaneidad. Una perenne actualidad universal que sólo puede ser el conocimiento o la memoria de Dios. (...)

Cómo citar
Benito Ruano, E. (1). CON QUEVEDO. EL TIEMPO HISTÓRICO. Medievalismo, (3). Recuperado a partir de https://revistas.um.es/medievalismo/article/view/51741
Sección
Bonium o bocados de oro