EL PUEBLO URBANO: EL «COMÚN»

  • María Asenjo González

Resumen

El término común se utilizaba en la Castilla medieval para reconocer al con junto de vecinos pecheros de la población urbana que habitaba de un modo estable en la ciudad y desempeñaba en ella principalmente actividades laborales de artesanía, comercio, agricultura, ganadería y sector de servicios. Las menciones al común proliferan a partir del siglo XIV, asociadas al cambio social y económico que habría culminado con la instauración del regimiento en el gobierno de villas y ciudades a partir de 1345, pero todo indica que entonces el común ya constituía una parte esencial de la sociedad urbana. El uso institucional de ese vocablo aparecería desde entonces junto al de Tierra o territorio que designaba el espacio de dominio jurisdiccional del gobierno urbano. Se proyectaba el reflejo institucional de un cambio más profundo que distanciaba como privilegiados a los vecinos de la urbe, al tiempo que rompía con la antigua integración entre ciudad y tierra reflejada en la estructura de las collaciones. Cambios asociados a la instauración del regimiento que procedían a la diferenciación tajante entre la ciudad y territorio. En el curso de los siglos bajomedievales el común conoció un desarrollo institucional importante vinculado a los avatares políticos del reino. (...)

Cómo citar
Asenjo González, M. (1). EL PUEBLO URBANO: EL «COMÚN». Medievalismo, (13-14). Recuperado a partir de https://revistas.um.es/medievalismo/article/view/51251
Sección
Artículos