El suelo, su metabolismo, ciclaje de nutrientes y prácticas agroecológicas

  • Marina Sánchez De P
  • Martín Prager M
  • Rubén E Naranjo
  • Oscar E Sanclemente
Palabras clave: el sistema suelo, ciclaje de nutrientes, biodiversidad, prácticas agroecológicas, fertilidad, calidad del suelo

Resumen

Se hace una aproximación del suelo como sistema viviente y su participación en la sostenibilidad de los agroecosistemas. Altieri (2010) identifica a la calidad del suelo y a la biodiversidad arriba y abajo del suelo como pilares para la conversión de sistemas convencionales de producción (caracterizados por monocultivos y dependencia de insumos de síntesis industrial) hacia sistemas diversificados y autosuficientes.

El patrón de organización, estructura y procesos que caracterizan al suelo bajo el enfoque sistémico, justifican cómo este sistema, del cual hacen parte las plantas y demás organismos, aporta los nutrientes que ellos requieren y, éstos a su vez, integran al sistema biomasa viva y no viva, que se recicla en un continuum que del suelo trasciende a la atmósfera, en forma de moléculas y gases como el CO2, CH4, N2O, denominados gases con efecto invernadero (GEI) y otros como el H2S, involucrado en la lluvia ácida.

La visión de redes dentro de redes y procesos contextuales aproxima la fertilidad, productividad, resiliencia, salud y calidad del suelo como propiedades emergentes, explicables desde el todo del agroecosistema. Prácticas como la conservación y uso de la materia orgánica, la labranza mínima o cero, la biodiversidad y la organización de agroecosistemas complejos, tienen sus bases científicas en el entramado de redes que se entretejen arriba y abajo, trascienden al agroecosistema y al ecosistema. De allí la necesidad que estas prácticas agroecológicas se generalicen y abarquen lo local, regional y territorial, a través de trabajos en redes sociales, económicas y políticas.

Sección
Artículos