Ibn ʿArabī y la residencia de los Ṭāʾī en La Alberca (Murcia)

  • Robert Pocklington

Resumen

La historia medieval de La Alberca, población situada a 4 km al sur de Murcia (España), es actualmente una gran desconocida, a pesar de su insigne pasado argárico, ibérico, romano y visigótico de la ladera meridional de la Huerta que no tuvo continuidad en la época árabe y bajomedieval, y con la destrucción de lo que se llamaba Eio tras la fundación de Murcia en el 825 parece marcar el fin de un período glorioso. En el verano de 1165, cuando nació Ibn ʿArabī, el reino mardanīší de Murcia vivía sus últimos años de calma y prosperidad, pues aún controlaba un vasto territorio que se extendía prácticamente hasta Córdoba, Pero por esas mismas fechas los almohades ya estaban preparando la primera incursión importante de su larga campaña para conquistar Murcia. La Alberca, tras esta conquista, dejo de ser importante hasta principios del siglo XVII que volvió a asomar la cabeza cuando Gabriel Dávalos Fajardo compró el mayorazgo a Felipe IV y la convirtió en villa con el nombre de La Alberca de las Torres. En el presente artículo queremos hacer una revisión sobre qué había en La Alberca y su entorno durante la mayor parte de la época islámica y los primeros siglos cristianos, para ello recurriremos al linaje de Muḥyī l-Dīn Ibn al-ʿArabī, íntimamente unido —como mostraremos— al pasado de esta población, lo cual nos ayudará a reconstruir en parte su historia durante este período. Pues en el nombre completo de Ibn ‘Arabī encontramos la nisba tribal al-Ṭāʾī al-Ḥātimī, cuyo adjetivo gentilicio ṭāʾī sitúa los orígenes tribales de Ibn ʿArabī en la otrora poderoso clan árabe de los Ṭayyiʾ.  Y hallamos, precisamente, que Murcia fue el lugar de origen de entre el 30% y 40% de los autores andalusíes ṭāʾíes, y que pudo haberse convertido en el solar principal de la tribu Ṭayyiʾ en al-Andalus, lo cual confirma el dato de al-Maqqarī de que “la residencia de los Ṭayyiʾ  (Manzil Ṭayyiʾ) en al-Andalus se encontraba en Murcia”, ya que, además la expresión “Manzil Tayyi’ se convirtió en un topónimo patrimonial y fue adoptado por los primeros pobladores castellanos de Murcia como Mezlatay,  nombre que, como veremos, podemos identificar con la zona de la Alberca. Además, Mezlatay llegó a ser un importante lugar hasta el punto de que Alfonso X, después de cederlo en un primer momento a la ciudad de Cartagena, lo recuperó para entregárselo al hijo del rey Ibn Hud de Murcia. 

Cómo citar
Pocklington, R. (1). Ibn ʿArabī y la residencia de los Ṭāʾī en La Alberca (Murcia). El Azufre Rojo, 4(4). https://doi.org/10.6018/azufre.314741
Sección
Artículos