Una lenta y tardía transformación: Las haciendas locales en el tránsito del absolutismo al liberalismo

  • Carmen García García Universidad Autónoma de Madrid
Palabras clave: Propios y arbitrios, endeudamiento municipal, reforma fiscal municipal, enajenación propiedad municipal, déficit presupuestario local

Resumen

ales en la etapa de transición del absolutismo al liberalismo. Para ello se estudian las modificaciones que se fueron introduciendo en su administración, así como las que afectaron a sus fuentes de ingresos y gastos. La evolución de cada una de esas vertientes estuvo condicionada por las penurias de la Hacienda central. A lo largo de todo el período la administración se caracterizó por un marcado centralismo, que los moderados reforzaron a partir de 1843. Por otra parte, el continuo trasvase de fondos locales hacia el Tesoro desde finales del XVIII conllevó que se desatendiesen las necesidades locales y provocó una elevada deuda local. Las reformas liberales más que dirigirse a superar esas dificultades se preocuparon básicamente por adecuar las fuentes de ingresos municipales con las estatales, o con los principios que sustentaban el nuevo sistema económico y, por último, a evitar cualquier menoscabo de la recaudación correspondiente al Tesoro. El régimen fiscal de 1845, junto con la Desamortización civil, dieron lugar a una nueva configuración de las fuentes de ingresos locales, caracterizadas por los recargos sobre las contribuciones estatales, lo que marcó aún más la falta de autonomía financiera local. Las reformas no permitieron superar la crónica insuficiencia presupuestaria de los municipios y, además, tampoco se tradujeron en un reparto más equitativo de la carga tributaria. Esa insuficiencia financiera condujo a que no se cubriesen adecuadamente los múltiples servicios públicos que el Estado liberal trasladó a los municipios.
Publicado
26-06-2018