Una “burguesía revolucionaria” poco revolucionaria en cuestiones de Hacienda (1808-1874)

  • Francisco Comín Comín Universidad de Alcalá
Palabras clave: Reforma fiscal, déficit presupuestario, deuda pública, Estado de la Deuda, gastos públicos

Resumen

El artículo se centra en la transición de la Hacienda absolutista a la Hacienda liberal, analizando el gasto del Estado, la gestión de la deuda y las reformas tributarias. Primero, los gastos permanentes aumentaron porque el Ejército se profesionalizó y porque el Estado liberal asumió nuevas funciones (justicia, orden público, educación y obras públicas) y tuvo que pagar altas cargas de la deuda y las subvenciones al clero. Segundo, durante la revolución liberal la Hacienda española estuvo en bancarrota, por la caída de la recaudación y el aumento de los gastos en guerra, que generaron amplios déficits presupuestarios, que crearon una profunda crisis de la deuda Para financiarlos, hubo que recurrir a costosos empréstitos. Tercero, la irresponsabilidad fiscal y los impagos surgieron por la resistencia de las elites absolutistas y liberales a las reformas tributarias. Para compensar la financiación de banqueros y tenedores de la deuda, la Hacienda tuvo que pagar altos intereses y realizar una legislación favorable a los acreedores. Estas necesidades de la Hacienda determinaron las medidas de la revolución liberal y crearon las bases del fracaso de la revolución industrial y de la inestabilidad social y política de la España del siglo XIX. En las conclusiones, se explica cómo las élites gobernantes recurrieron a la creación de un Estado de la deuda, desplazando la carga tributaria hacía los campesinos y consumidores y percibiendo los intereses de la deuda, desde el arreglo de Bravo Murillo. En la España liberal siguió habiendo una transferencia de renta, a través de los impuestos y la deuda, de los pecheros a los propietarios.
Publicado
26-06-2018